top of page

Leire

Esta princesa tenía 15 días cuando vino a hacerse las fotos. ¡Es un angelito dormilón!.

Las sesiones con bebés tan pequeñitos no son nada fáciles por eso quiero dar las gracias a su mami por su confianza plena y la calma que nos contagío tanto al bebé como a mi, facilitó mucho la tarea. Aunque creo que lo mas complicado fue resistirse a soltar la cámara y no darle un mordisco en esos mofletes...

Éste es un resumen de su sesión, espero que os guste.

Entradas Recientes
bottom of page